Casa de Floresta

Terapias Gestálticas

«Cuando un hombre canta y no puede elevar su voz, y otro viene y canta con él, otro que puede elevar su voz, el primero también podrá elevar su voz. Ese es el secreto del vínculo entre las almas».

Martín Buber

El grupo es un gran terapeuta. El solo hecho de reunirnos a compartir nuestras dificultades, dolores, alegrías, en un marco de total respeto por uno mismo y por el otro, propicia la aceptación de la humanidad de cada uno, y facilita que el amor propio y por el prójimo crezca.

Los grupos gestálticos ofrecen un precioso espacio donde experimentar para desarrollar nuestra conciencia. Todo se trata de “darse cuenta”, es el principio y el fin de esta terapia. Perls partía de la premisa de que desde la aceptación se facilita la transformación, mucho más que desde la lucha o el combate.

Por eso en Gestalt aprendemos a vernos con aceptación, más allá de los juicios mentales que dictan qué es bueno y qué malo. La gestalt propone ir más allá de este sistema binario para comprender y percatarnos de que cada aspecto en nosotros tiene su opuesto, que también nos pertenece. Como todo en el universo, somos totalidades. Esta mirada abarcadora nos permite integrarnos y ser más plenamente quien somos.
El grupo es sostén, testigo y acompañante del proceso individual de cada integrante.

Y gracias al grupo podemos vernos reflejados en el espejo que los compañeros nos ofrecen. Así el trabajo terapéutico se multiplica y se potencia, y los cambios se dan fluidamente.
La intimidad que se logra es profunda cuando no debemos cumplir con estereotipos sociales, cuando la premisa básica es el respeto por lo que siento y por lo que sienten los demás. Perls decía que el grupo es un “laboratorio“, donde están controladas las variables necesarias para que cada quien pueda experimentar y ensayar nuevas respuestas sin que haya riesgo de daño en su vida cotidiana.

Los grupos gestálticos utilizan recursos creativos y expresivos para crear experiencias en que las personas puedan “percatarse”, darse cuenta de sí mismos y su existencia. Por eso en los grupos trabajamos con el cuerpo, utilizando todos nuestros canales expresivos. En Casa de Floresta nos especializamos en los grupos con escenas teatrales, donde las personas juegan a ser diferentes personajes, y así exploran y expresan aspectos propios, algunos más conocidos y otros más ocultos

Terapias

  • Grupos de adultos
  • Grupos de adolescentes
  • Grupos de niños
  • Grupo de gestación, puerperio y crianza
  • Terapia de pareja
  • Tratamiento individual: Adultos – Adolescentes – Niños

Escribinos para consultas o entrevistas